6 lecciones que aprendí de Cantinflas:

  1. Un hombre con buen humor enamora a cualquier mujer. En especial si la seduce con una retórica como: “Los momentos pasan y los minutos también… y luego hasta los segundos. Luego, de segundo en segundo, agarra uno el segundo aire. Y luego tú tan chula que eres. Y uno tan enamorado”.
  2. Como artista, debes observar con los cinco sentidos. Después, aíslate y crea.
  3. Por más tonto que parezca no temas expresar tus dones y talentos. Solo así, alcanzaras el éxito.
  4. Si procuras la felicidad del los demás, serás feliz.
  5. Reta lo establecido. Crea un estilo y se fiel a él hasta el punto que La Real Academia Española, deba adjudicarle un verbo. (A Cantinflas le concedieron cantinflear).
  6. Y por último, no importa qué, SIEMPRE sé tú. ¡Ahí está el detalle!