5 lecciones que aprendí del RebelHeartTour de Madonna

Entre luces, bailarines hermosos, gritos, sudor, y cerveza fría me fui en un viaje de Pop Corn durante todo el concierto. Esto fue lo que aprendí de esta experiencia:

  1. Que solo conozco cincuentonas aburridas.

 

“A los cincuenta eres una señora de su casa y no debes ponerte ropa florida porque te verás ridícula.” Eso me dijo mi tía una vez, pero ayer mientras veía a Madonna derrochando sensualidad por el escenario, con una flexibilidad de quinceañera, usando la ropa que le dio la gana y rodeada de bellezas, me cuestioné sus palabras. Parece que hay dos categorías de ‘señoras’ y ya sé a cual perteneceré.

 

  1. Que #ItsOkToBeDifferent

 

No hay problema en ser diferente. Solo los corazones rebeldes no le tienen miedo a expresarse. Bien lo dijo anoche Madonna: “Un RebelHeart es alguien con la valentía para luchar por lo que cree; consciente de que su batalla no es una ordinaria, sino una cargada de compasión y amor”.

 

  1. Que D + P = É

 

¡Disciplina y Paciencia, señoras y señores! Esa es la única ruta hacia el Éxito.

Cualquiera que ve a Madonna en tarima pensará que su presentación le salió porque sí. No imaginan los días de ensayo, las horas de entrenamiento y el tiempo que requiere cuidar cada detalle para acercarse a la perfección. Son pocos los que logran mantener el enfoque como lo ha hecho ella por décadas. No por casualidad es la Reina el Pop.

 

  1. Que necesito nuevas amistades.

 

Ok. Poseer dos de los mejores boletos para el concierto de esta diva y tener buscar un acompañante a través de un concurso en Facebook , porque no quieres ir con ninguno de tus panas es prueba suficiente de que necesitas nuevas amistades. Acepta que ya no están en tu sintonía y supéralo, querida misma.

 

  1. Que la vida hay que vivirla Like a Virgen

 

Algunos estaban rabiosos por lo mucho que tardó la cantante en comenzar su presentación. Para no amargarme, por asuntos que no puedo controlar, decidí pasar la experiencia con actitud de teenager. Aproveché la espera para disfrutarme cada detalle como cuando hacía algo por primera vez. So much fun!

¿Cómo escuchar a la intuición?

Escuchar a la vocecita interna es más fácil que no hacerlo. Si eres sabio, la atenderás desde el principio y vivirás feliz. Ilustrado es algo así:

img_1686

Por el contrario, si eres cabecidur@ como yo, la ignoraras por años. Cuando te hartes de sufrir, le harás caso sin remedio y entonces, avanzarás. Gráficamente, luce así:

img_1684-1

Es un alivio ver la luz al final del túnel (¡y que esta vez no sea un tren!). Así me siento ahora que, al fin, mis proyectos toman forma tras años de dudas, búsqueda y esfuerzos.

Si estás en el mismo proceso, te envío fuerzas para que alcances tus sueños. No te quites y, recuerda siempre escuchar a la voz interior que vive en tu cabeza.