Cambios

Soy una cobarde. Nunca tomo riesgos lejos de la zona segura; menos si ponen en jaque mi libertad. Quizás por eso esta decisión me aterra tanto. Les describiría el terror que siento, pero se encuentra en un nivel desconocido para mí.

Mejor avanzo por las buenas, antes de que la Vida me empuje sin piedad para que transmute este miedo. Mientras tanto, estoy internalizando la responsabilidad que se aproxima con todas sus consecuencias. La decisión está tomada y caminaré a paso firme, porque ya atravesé la puerta de no retorno.