¡De vuelta al Viejo!

Cuando nació Mikaela Grey entré al caos. El Sol dejó de girar en torno a mí y la vida que conocía cambió para siempre. De ser una persona hiperactiva pasé a estar horas en la cama cuidando a la cría. Es lo necesario y de veras que lo disfrutamos mucho.

Hace poco fui consciente de lo rápido que crece un bebé y me hice varias preguntas: ¿en dónde viviéremos en par de años? ¿Nos quedaremos aquí o es tiempo de movernos a otra latitud? ¿Quiénes nos rodearan? ¿Cómo le enseñaré a mi hija a superarse con mi ejemplo? y la pregunta que siempre lo cambia todo: ¿Qué quieres, Lissie?

Las respuestas tardaron en llegar; poniéndose, una vez más, mi paciencia a prueba. Una madrugada, mientras lactaba a Mikaela, la misma vocecita de siempre me susurró: “Caminar, quiero caminar”.

—“Puedes ser un poco más absurda. ¿No ves que estoy recién parida?”, le contesté enfadada.

Semanas más tarde, ‘caminar, caminar, caminar’, seguía en mi cabeza, pero permanecí quieta; tratando de encontrarle sentido a lo absurdo.

Mientras tanto, me concentré en hacer lo mejor posible como mamá, pues el tiempo pasa rápido y lo que estaba viviendo pronto no sería más. Al cabo de unos meses mi anhelo de caminar cobró sentido.

Noté que tras parir perdí mucha masa muscular y me fatigaba con facilidad. Sensaciones a las que no estoy acostumbrada. El movimiento constante era lo que me mantenía en forma como a cualquier entusiasta del CossFit.

Pensé que caminaría para recuperar mi condición física, y descubrí que había algo más. Caminar es movimiento; ir de un punto al otro; caminar es cambiar.

Hace un tiempo me pareció igual de absurdo el deseo de construir una casa sin deudas y regresar a mi pueblo, tras pasar años en la Ciudad, mas como siempre, no me resistí y confié en el proceso.

Ahora es que entiendo el sentido de aquella elección. Nunca antes tuve tanta confianza y sentido de auto realización. Quizás esto se deba a ‘la seguridad’ que me brinda tener un techo saldo que me permite emprender y jugar con el tiempo.

Además, en la distancia descubrí atributos que no hubiese encontrado en el bullicio de la vida citadina. Gracias a ello, con satisfacción puedo decir que hoy día con menos Soy más.

Siento que es momento de regresar, quizás a tiempo parcial, al mundo de posibilidades que me da mi viejo San Juan. Aunque nunca pensé que volvería, una vez más, seguiré a mi intuición. Ella sabe lo mi alma necesita.

¡Aquí vamos!

Continuará…

Beneficio de una casa sin hipoteca

Hace par de años sentí la inquietud de ahorrar cada centavo que tocaba mis manos. Después se me ocurrió usar aquellos ahorros para hacer una casa en medio del monte. Ha pasado el tiempo y ahora es que entiendo lo que una vez me pareció una locura.

Esta casa me ha traído solo paz. Ciertamente, no tener una hipoteca en tiempos de inestabilidad económica es un gran alivio que me permite concentrarme en materializar los proyectos que he planificado desde que tenía 20. Además, este lugar tiene la energía perfecta para crear, amar, sembrar y criar mientras aporto desde el gozo, alejada de ese mundo medio loco al que ya no pertenezco.

Así que, aprovecho para exhortarte a que cada vez que sientas una inquietud sin aparente sentido, te permitas escuchar a la vocecita de tu cabeza que solo puede darte cosas buenas.

La chapulina colorada

No me perdía al Chapulín Colorado. Admiraba al torpe y miedoso personaje, porque siempre actuaba a pesar de sus miedos; para mí, esa es la definición de un súper héroe.

Intento vivir según esta filosofía; aunque no siempre me sale. Puedo exigirle a la vida lo que merezco, pero no siempre estoy dispuesta a ir por ello, pues, por momentos, la pereza y el miedo boicotean mis intentos a tal punto que he considerado unirme al montón y embobarme con la novela de las 7. Es lo más fácil. Lo traigo incrustado en los genes.

Afortunadamente, la mayoría de las veces, cual Chapulín Colorado, sin mucho pensarlo, me lanzo al vacío. En ocasiones la maroma no me sale, pero otras puedo decirles con orgullo que: ¡No contaban con mi astucia!

 

Noticias de última hora

  • Estoy embarazada.
  • Tengo cinco meses.
  • Daré a luz en medio del monte.

img_8530

Tres noticias para las cuales mi familia no estaba preparada. Las anuncié el Día de los Padres, pero todos pensaron se trataba de una broma tardía del Día de los Inocentes. Nadie me creyó; quizás, porque apenas tengo panza y porque jamás nadie imaginó a la menos maternal de todas revelando que tuviera dos corazones palpitando dentro.

Ellos me conocen. Saben que ser madre es lo menos que quiero en la vida. Lo he repetido mil veces: los hijos son un estorbo mayúsculo en la vida de tantas mujeres, que tras embarazarse, pierden el brillo del rostro junto a sus sueños ante las supuestas ‘nuevas prioridades’.

Por temor a que me pasara lo mismo, consideré no tenerlo. Preparé una lista de justificaciones para descubrir un pedazo de papel tan egoísta como yo. La preocupación a perder la figura o a estropear mis vacaciones a México no era mayor que el poner en jaque a mi descarada libertad. No cambiaría ni el premio mayor por tal privilegio; ¿por qué hacerlo por alguien que ni conozco?

Hace mucho tiempo que planifiqué mi vida y tener un mocoso no me emocionaba más que hacer lo mío hasta que una mañana de abril partiera a dimensiones lejanas, pero cuando confirmé mi embarazo, con casi cuatro meses, me sentí tan viva como el día que escuché ‘Redemption Song’ por primera vez:

“Emancipate yourself from mental slavery,” because “None but ourselves can free our minds.”

La pregunta es: ¿y por qué no? Ya no soy la persona que hizo aquellos planes años atrás. Quizás es tiempo de burlarme de mis falsas creencias y hacer las paces con la palabra FAMILIA. Tenerl@ será lo más radical que haré en la vida. ¿No es allí donde radica el aprendizaje constante que siempre sacia a este corazón rebelde? ¡Vamos a ello!

img_7641

Cambios

Soy una cobarde. Nunca tomo riesgos lejos de la zona segura; menos si ponen en jaque mi libertad. Quizás por eso esta decisión me aterra tanto. Les describiría el terror que siento, pero se encuentra en un nivel desconocido para mí.

Mejor avanzo por las buenas, antes de que la Vida me empuje sin piedad para que transmute este miedo. Mientras tanto, estoy internalizando la responsabilidad que se aproxima con todas sus consecuencias. La decisión está tomada y caminaré a paso firme, porque ya atravesé la puerta de no retorno.

Una vida de atrás pa’lante

A la verdad que he vivido como me ha dado la gana:

  • Me retiré a los 24, justo cuando terminé la Universidad.
  • Empecé a viajar a los 25 y lo haré hasta los 60.
  • Tuve una casa libre de hipoteca a los 31.
  • A los 40 empezaré mi vida laboral (estoy en formación).
  • ¿Hijos?A los 36. ¿Marido? Ya veremos.
  • ¿Plan de retiro? No, me interesa. Cada día tiene su propio afán (pregúntale a los pajaritos).
  • Quisiera vivir cincuenta años más, pero si el día es hoy, me voy feliz.

 

 

Masacote pa’ ti

Masacote es el nombre del podcast conducido por el comediante puertorriqueño, Chente Ydrach. El programa es un registro de las experiencias de decenas de artistas, deportistas y políticos del patio en el proceso de alcanzar sus posiciones actuales.

Esta semana el programa, celebra 100 episodios llenos de risas, inspiración y anécdotas contadas en arroz y habichuelas. Para festejar la ocasión, hice una selección de mis 16 favoritos y a continuación los comparto contigo:

  1. Vicente Ydrach (padre)

10649652_361631427370308_3134350084472428175_n

Si nunca has escuchado Masacote te recomiendo que empieces por esta entrevista en la que Chente conversa con su padre, un comerciante que tras cumplir los 50 años se convirtiera en artista plástico. En el episodio, también conocerás mejor al anfitrión del programa, pues en la conversación se expresa con la comodidad de hablar con quien él considera su mejor amigo. Escúchalos aquí: http://buya.fm/masacote-052/

  1. Efraín López Neris

1782144_353416798191771_334378641996771377_n

Cuando veía a López Neris interpretando a Vázquez en el programa El Condominio, jamás pensé que fuera un artista a la altura de Raúl Juliá, a quien dirigió en la película Life of Sin(1979). En la entrevista descubrirás que este hombre tiene una humildad admirable. Queda comprobado cuando en el minuto 39 de la conversación, dice:

“Yo nunca pienso en eso (la fama). Yo soy un trabajador. A mí me gusta trabajar; a mi me gusta inventar. Yo ando siempre escondido. No me gusta estar como si yo fuera la gran cosa. Yo soy un trabajador. Y si uno tiene fama eso es tan perecedero que se acaba de nada también, pero yo me he mantenido como un trabajador; trabajando. Los tiempos cambian, yo los estudio y me pongo al servicio de la época y lo que está pasando. Hasta el día de hoy”.

Escucha más de este sabio, aquí: http://buya.fm/masacote-049/

  1. Israel Lugo

10616662_308226159377502_6643248812014298145_n

Israel, comenzó a trabajar siendo un niño. De hecho, Cantinflas, lo nombró como el ventrílocuo más joven del mundo. La entrevista completa está bien nítida, pero mi parte favorita ocurre al final.

Antes de terminar las entrevistas, Chente, les pide a sus invitados algunas recomendaciones para los oyentes que también desean vivir de lo que aman. Considero que la respuesta de Lugo es la más completa de todas las que ofrecidas hasta ahora en el podcast. Escúchala aquí: http://buya.fm/masacote-033/

  1. Víctor Alicea

10805782_318476768352441_8938633660926280045_n

Si me encuentro a Víctor Alicea en la calle, creo que lo saludaría como si fuera de la familia, pues el actor entraba a la sala de mi casa a diario a través del televisor. En esta entrevista, el actor, habla sobre su formación  y las historias de cómo surgieron sus personajes más famosos a través de sus 35 años de carrera.

Guille es el personaje que más disfruto de este ‘obrero del arte’.  Ahora más que conozco la importancia que tuvo Guillermino Gómez Gutiérrez para romper estereotipo dentro de la comunidad gay. Una historia con un toque de nostalgia para aquellos que, como yo, no se perdían el programa Entrando Por La Cocina.

Viaja en el tiempo con esta entrevista: http://buya.fm/masacote-037/

  1. Pirulo

10987648_348053792061405_3902040366883077397_n

¡Qué tipo más cool! Fui su vecina cuando viví en viejo San Juan y cada miércoles iba al Nuyorican Café para verlo tocar el timbal. Jamás imaginé que por aquellos años estaba en búsqueda de su sueño de ser cantante. Ahora que conozco su historia y el éxito alcanzado con mucho esfuerzo, lo admiro aún más. En esta entrevista revela su caminar desde el barrio San José hasta alcanzar la gloria a nivel nacional.

Disfruta su historia aquí: http://buya.fm/masacote-047/

  1. Mario VI

10525755_340401216159996_6280009543052771155_n

Este comediante fue un chico Mirta de Perales, profesional de la industria discográfica y corista de Don Omar. Hubo una época en su vida en la que hizo mucho dinero y luego lo perdió todo. Lo curioso es que Mario tiene una actitud ganadora que siempre lo coloca de vuelta a la cima.

Conócelo aquí: http://buya.fm/masacote-044/

  1. Auudi

11054360_359123410954443_4253489012462009413_n

La entrevista de Auudi me confirmó dos cosas: primero que en Puerto Rico hay un montón de personas talentosas que desconocemos y segundo que para llegar a donde se quiere hay que ser un presenta’o. Tal parece que este músico tiene una dosis doble de este atributo, pues nunca ha tenido miedo a decir SÍ en momentos claves.

Aprendan aquí cómo lo hace: http://buya.fm/masacote-051/

  1. Alejandro Gil

masacote15

Alejandro Gil es súper gracioso; de hecho, esta es la entrevista de Masacote en la que más me he reído. Este joven comenzó en el mundo de la comedia recién graduado de High School y hoy día también es actor y empresario. Escucha su historia, aquí: http://buya.fm/masacote-015/

  1. Pedro Capó

11781595_407004899499627_1733477273434045561_n

Olvídate de que Pedro Capó sea tercera generación de músicos. Este actor y cantautor se merece el éxito que tiene, como consecuencia de su paciencia y perseverancia. Después de escuchar esta entrevista, comprenderás que las quejas en el camino hacia las metas son solo niñerías para distraerte.

Inspírate aquí: http://buya.fm/masacote-070/

  1. Elizardi Castro

11110578_366705150196269_6505650424529299584_n

Este puertorriqueño criado en los Estados Unidos estudió leyes, trabajó como fiscal y años más tarde engavetó la corbata para dedicarse a hacer Stand Up. El comediante tiene un sistema bien eficiente para vender sus shows y presentarlos en varios teatros de los Estados Unidos. A pesar de su éxito, en la entrevista confiesa que ha perdido dinero por dejar la abogacía, pero la satisfacción que siente al hacer lo que le gusta vale más que cualquier riqueza.

Conoce la historia de Elizardi aquí: http://buya.fm/masacote-054/

  1. Jaime Espinal

10995608_364252750441509_2392036761601511233_n

Espinal es bailarín, entrenador, deportista categoría olimpiadas y tiene alma de servidor público, de esos que están en peligro de extinción. En la entrevista dijo: “Yo siento que Dios no me puso aquí para yo pasar por el mundo y dejarlo como estaba”.

La historia de ganador de plata en los Juegos Olímpicos del 2012 está demasiado buena. Espinal es un hombre con una integridad admirable. De hecho, durante la entrevista (minuto 1:01) habla sobre cómo reaccionó cuando le ofrecieron dinero durante Londres 2012 para que perdiera. Escúchalo aquí y comprueba lo que te digo: http://buya.fm/masacote-053/

  1. David Caleb Acevedo

1506002_310693665797418_8785900123012115977_n

Esta conversación está bien dark. Sin dudas, una conversación que no pasará por desapercibida, pues en ella se habla sobre religión, homosexualidad, prostitución y letras. Definitivamente, este escritor tiene muchas historias que contar y sabe cómo hacerlo.

Sorpréndete aquí: http://buya.fm/masacote-034/

  1. Raymond Arrieta

11891053_413124372221013_6193273197040945176_n

En una sociedad movida por las apariencias, el éxito de Arrieta recayó en atreverse a ser autentico con todas las consecuencias. Por fortuna, los boricuas amamos lo genuino. ¿Quieres saber porque este comediante es tan querido en la Isla? Escúchate esto: http://buya.fm/masacote-073/

  1. Don Rafael Cancel Miranda

12744195_468504006683049_2398691973051501616_n

Cuando escuché está entrevista sentí vergüenza por lo poco que conozco sobre la historia de mi País. El ex preso político, Don Rafael, es un hombre de principios y lo admirable es que trabaja por lo que cree sin miedos. Para mí, esta entrevista fue tan valiosa como el mejor curso de Historia de Puerto Rico. Escúchalo, aquí:  http://buya.fm/masacote-099/

  1. Molusco

11025136_350954485104669_309822817234841475_n

Molusco suele caer mal y él lo sabe. Quizás esto se deba a su sinceridad o tal vez porque alcanzar el éxito haciendo lo que te gusta puede causar incomodidades en algunos. Lo sí queda claro, tras escucharlo, es que Jorge Pabón es un luchador que ha trabajado sin descanso para convertirse en locutor más reconocido en la actualidad. Decide si lo amas o lo odias, escuchándolo aquí: http://buya.fm/masacote-048/

  1. Mayra Santos Febres

11224411_425610744305709_804093133450922682_n

Parada frente al salón de clases o detrás de un micrófono, escuchar o leer a Mayra Santos Febres SIEMPRE es un placer. Conoce más de esta escritora repleta de talento, aquí: http://buya.fm/masacote-078/

*Estos son mis favoritos de Masacote, pero hay más. Te recomiendo que los escuches todos y que conviertas a este “maravilloso Podcast” en tu fuente de inspiración semanal.

¡Hasta la próxima!

**Fotos con fondo gris por Gustavo Castrodad**

 

 

El salto al vacío

Hoy, después de un tiempo en paz, volví a sentir miedo. Me desperté de madrugada sin poder respirar y empapada en sudor. Como una aparecida, me sorprendió la misma pregunta de antes: “¿Qué carajo estás haciendo con tu vida?” Y una ola de pensamientos me enterró en lo profundo.

¡Miedo, maldito miedo! Miedo a no saber si lo estoy haciendo bien; miedo a que los ahorros se esfumen antes que mi proyecto; miedo a que pasen los años y no encuentre al indicado; miedo a que la menopausia se le adelante al hijo que no quiero; miedo a la arruga nueva en mi frente; miedo a equivocarme de nuevo y terror a ser alguien mejor.

Estoy cansada de pelear contra él y que me deje convertida en una fracción de mí. A nadie engaño. Hoy cumplo 35, pero sigo siendo aquella adolecente asustada que no sabe qué, cómo ni para qué.

Envidio a los que parecen tan seguros de todo. Esos que se levantan con despertador y no por un ataque te pánico. A los que producen durante un turno, regresan a sus casas a ver televisión hasta el sueño y en la mañana vuelven a la carga sin la tortura de la incertidumbre.

¿Por qué no puedo ser como ellos? Sería más fácil. Todo es culpa de la ‘cheerleader’ que vive en mi cabeza porreando: “Tú puedes-Aguanta-Falta poco”.

¿Poco para qué? ¡Para volverme loca! Por su culpa abandoné al amor de mi vida y un empleo con beneficios. Fue ella la que me convenció de construir una casa y aislarme hasta quedarme sola como una gota antes de fundirse en el aterrador océano.

Esa voz solo me ha traído problemas. No debería escucharla; si no fuera porque sus palabras saben a insaciable paz. La misma que perdí hoy, pero que recupero cuando me consuela con su discurso amoroso:

“Tranquila. Todo pasa; todo va a estar bien. Ya conoces el ciclo. Respira. Solo aparece cuando te atreves a soñar, pero no le hagas caso. Recuerda lo que vistes en sus ojos la última vez. Está más asustado que tú; sabe que sus días contigo están contados.

Vamos, usa su fuerza para llenarte de coraje. Solo necesitas una pizca más. Pronto estarás lista para dar el tan esperado salto al vacío y cuando esta gota se funda en el vasto e infinito océano de la Verdad, no habrá vuelta atrás. ¡Fluye!”.

el-salto-al-vacio